Mangiare y Hopfen Bar ponen a prueba una “carta digital” que agiliza tiempos y califica el menú (es tecnología para el distanciamiento)

La app creada por Franco Gorena, neuquino y analista de sistemas, “está al 80 por ciento de su desarrollo, ahora solo hay que empezar a utilizarla”.

Image description

Para sus creadores es “una revolución gastronómica”, ya que cada bar o restaurante podrá tener su menú 100% digital, en una de las acciones que más urgen en esta nueva normalidad que trae aparejada la pandemia del coronavirus. Además cada usuario puede personalizarla, reduce costos operativos y optimiza a los propios recursos humanos del local comercial.


Todo surgió aquel día cuando Franco y su mujer, Adriana Suarez, estaban esperando en un bar ser atendidos, “mirábamos alrededor nuestro y todo el mundo estaba con sus teléfonos, y allí surgió la primer idea que era agilizar el tiempo del pedido”, dice este joven con más de 15 años de experiencia en el sector informático.

“Lo bueno de contar con esta App es que podes ir adelantando tu pedido, incluso vas a poder ver calificaciones de platos, otra idea es no demorarse tanto en el tiempo que te lleva leer la carta, decidir qué vas a comer y luego llamar al mozo, esos momentos suelen ser muy incómodos y con esta aplicación se gana en esa gestión en la atención”, explica Gorena.

Mangiare “carta digital” brindará a cada restaurante o bar, o bien local gastronómico, la posibilidad de cargar su menú con un usuario y contraseña, para que luego el cliente pueda escanear un código QR -que puede estar pegado en cada mesa- y allí visualizar el menú con todas las opciones disponibles para ese día.

Gorena siente que “el dinamismo es otro de los principales objetivos que tiene Mangiare, ya que podes activar o desactivar platos y/o ingredientes que justo ese día vas a tener dentro del menú o no, con solo un tilde el restaurante o el bar puede hacer estas acciones”, suma a esa interpretación de lo que significa “en tiempo real”.

“Lo mismo pasa con los precios, podes ir modificando cada valor sin tener que tachar o sobrescribir una carta impresa”, agrega. Y con respecto a la seguridad informática de la plataforma, revela que “vamos a otorgarle a cada usuario una palabra clave única para que el sistema no esté liberado, y así podamos protegerlo”.

Hopfen Bar es el primer acuerdo que lograron, en poco días más ya tendrán un primer análisis y otras estadísticas de cómo les está resultando a ambos. De todos modos remarcó que “estamos abiertos a nuevas propuestas”.

Otro de los puntos positivos dice que “son las calificaciones de los platos más vendidos, que no siempre son los más populares”, esas estadísticas piensan entregarlas a los dueños de los locales gastronómicos así ellos también pueden analizar el rumbo económico (y de popularidad) de su menú, gracias a esta carta digital.

A todo el desarrollo del software resulta imprescindible, por parte del bar o del restaurante, agregar buenas fotos, porque “está demostrado que aumenta entre un 20 y 30 por ciento el consumo si existe una imagen de la comida al momento de elegir en el menú”, confesó este desarrollador local.


Ahora vienen los tiempos de las pruebas concretas, está bien que hoy la ciudad se rige por diferentes horarios y protocolos sanitarios, pero ya está casi todo listo. “La app está en un 80 por ciento de su desarrollo, ya estamos listos para su implementación, lo que resta es empezar a utilizarla, tanto del lado del bar como del cliente”, confirmó Gorena.

Ya en el final, Franco -quien sumó a dos personas para esta realización-, cree que la nueva normalidad traerá más de este tipo de soluciones digitales, “el uso de esta app será más intuitivo en el futuro, y a nosotros nos da una enorme alegría la gran recepción que ha tenido Mangiare”, finalizó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: