Fruticultores destacan compromiso antes de terminar la cosecha (batallan con empleo y dólares)

Es uno de los sectores que ha sido exceptuado en el DNU para mantenerse activo frente a la pandemia, si bien falta fruta por recolectar de las plantas, la temporada está por finalizar.

Image description
Image description

Desde la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), destacan el compromiso asumido por todos los actores del sector para poder cumplir con el abastecimiento de alimentos naturales tan necesarios en estos tiempos, como así también ayudar a sostener el empleo y colaborar con la generación de divisas provenientes del exterior, indispensables para la subsistencia económica de la región y el país. 


Es que de los 24 rubros exceptuados están las “industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos; de higiene personal y limpieza; de equipamiento médico, medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios”.

Ya en el Decreto Necesidad y Urgencia (DNU) 297/20 emitido por el presidente Alberto Fernández para hacer frente al coronavirus, en el artículo 6° se establecía que “quedan exceptuadas del cumplimiento y de la prohibición de circular las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia y sus desplazamientos deberán limitarse al estricto cumplimiento de esas actividades y servicios”.

En estos días la fruticultura se apresta a finalizar la temporada de cosecha, pero tomando todos los recaudos posibles con sus actividades, con el objeto de asegurar el abastecimiento de manzanas y peras a la población, destacándose el refuerzo de las medidas de seguridad e higiene impuestas en cada uno de los lugares de prestación de tareas.

“Cabe destacar que en este momento clave del año, urge terminar la cosecha y embalar la mayor cantidad de fruta posible, evitando que quede fruta en la planta con los daños que eso genera. Por ello, redoblamos las medidas de seguridad y cada empresa activó sus propios protocolos de seguridad”, manifestó la CAFI.


Los fruticultores siguen trabajando en conjunto junto al SENASA y personal de de Aduana, aunque “todos los días aparecen nuevos desafíos y se están resolviendo”, dijeron. Informó que este sector produce más de 6 millones de jornales por año y brinda empleo a más de 50.000 personas.

“Desde la fruticultura debemos seguir acompañando este desafío extraordinario: asegurar que en la dieta de los argentinos, en la lucha contra el COVID-19, continúen presentes la manzana y la pera”, finaliza el documento.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: