Exportaciones de nueces de Neuquén y Río Negro pueden crecer 20 por ciento este año (y el mercado interno tiene “buena demanda”)

La producción de la actual temporada se realizó bajo estrategias destinadas a combatir el granizo y las heladas que afectan a la región en invierno.

Image description

Las exportaciones de nueces producidas en el Alto Valle de Río Negro y la región centro-oeste de Neuquén (en la provincia hay actualmente 410 hectáreas en producción) crecerán este año 20 por ciento respecto a 2019, con un total proyectado de 180 toneladas, afirmó la presidenta del Clúster de Frutos Secos de la Norpatagonia, Silvana Moschini.

La producción en la Norpatagonia se extiende desde el Valle Inferior de Río Negro hasta la localidad de Añelo (corazón de Vaca Muerta), sobre un total de 2.800 hectáreas que cuentan desde hace dos años con la cobertura antigranizo brindada por los entes compensadores agropecuarios de cada provincia.


"Es la primera vez que esa cobertura existe en el país", destacó Moschini, para luego señalar que "para el combate de las heladas, se están evaluando los distintos tipos de defensas activas que podrían funcionar mejor en la protección de los almendros".

En esta zona la producción de frutos secos más importante es la de nogales, que el año pasado logró exportar un total de 150 toneladas a Italia, Uruguay y Turquía.

Los costos de producción dependen del sistema que se implemente, "pero en esta zona estamos alrededor de 1,10 o 1,20 dólares por kilo de nueces, y la rentabilidad que se obtiene desde estos últimos años que se comenzó a exportar es de US$ 2,40 o US$ 2,50 de retorno al productor", detalló.

En lo que respecta al mercado interno señaló que "tuvo buena demanda y a pesar de la pandemia venimos creciendo". El objetivo de mediano y corto plazo es "suplir un 60% de almendras que se importan desde Chile y Estados Unidos", remarcó. Respecto a la avellana, dijo que se exporta entre un 30 y 40% de la producción y el resto es para consumo interno.

En comparación con otras provincias productoras de frutos secos, como Catamarca, La Rioja y Mendoza, la región de la norpatagonia "cuenta con un potencial tremendo que todavía no fue explayado, venimos con un muy buen ritmo de crecimiento", subrayó.

A finales del mes de junio Neuquén despachó 20 toneladas de nueces a Nápoles (Italia), fueron diez productores de la provincia quienes se asociaron por segundo año para colocar su producción en el mercado externo.


La producción de frutos secos se vislumbra como una alternativa productiva para la región, Neuquén ya cuenta con 45 productores en una superficie total de 410 hectáreas implantadas.

En 2019 Neuquén produjo 227 toneladas de nueces con cáscara y ocho toneladas de almendras peladas. Este sector viene en alza desde hace poco más de una década en la provincia gracias al impulso público que alentó al sector privado a través de créditos y asistencia técnica. Los buenos precios de mercado internos y externos también son un incentivo.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: