El yoga en el ambiente de trabajo: Valeria Greck y Malón Coworking suman una propuesta de relajación pensada para profesionales

(Por Natali Ruiz de Galarreta) Salir de la oficina y hacer yoga. No, pará, eso ya es historia. La propuesta más innovadora del mercado es la de hacer yoga (uno pensado especialmente para lidiar con el estrés y las dolencias propias de los trabajadores) dentro de la oficina. Esa es la idea que llevan a la práctica desde principios de año la profesora Valeria Greck junto a Malón Coworking, una que apunta a “relajar, aliviar la fatiga mental y el estrés durante la jornada laboral”.

Image description

Como actividad, el yoga es un negocio furor desde hace décadas. Pero en Neuquén, este tipo de clases especiales pensadas para profesionales en un espacio de coworking es algo totalmente nuevo. Por lo que para llenar un nicho poco explotado (y muy necesario), Malón y Greck se fusionaron.

“Me pareció interesante acercar el yoga a espacios de coworking, porque en general, el yoga se da en centros específicos o de terapias holísticas y no sale de ahí. Por lo que sumar clases de este tipo en Malón es una propuesta muy innovadora”, sostuvo Greck.

Y la propuesta es la de ofrecer esta práctica dinámica tanto a emprendedores y profesionales que ya trabajan en Malón, como a todo aquel trabajador de Neuquén que quiera sumar tranquilidad y actividad física a su rutina. “Para que la gente se vaya sonriendo. Porque es increíble, la gente entra de una manera a la clase y se va de otra, les cambia  totalmente la expresión facial”, agregó la instructora.

Por eso, lo bueno de estar en un espacio descontracturado (pero dentro de una oficina), es que los ejercicios de yoga  que se plantean tienen el objetivo de relajar y aliviar los dolores propios de cada profesión. “Porque el yoga se adapta a las personas, no la persona al yoga”, remarcó.

Los planes ofrecidos varían según la necesidad de cada alumno. Se pueden abonar packs que van de una a doce clases por mes. Por ejemplo, el pack de 12 clases tiene un costo de $ 1.700 finales, el de 8 clases se cobra a $ 1.200, y la clase individual a $ 300.  En cada una de las opciones se pueden combinar los horarios y empezar en cualquier momento.

La actividad la puede realizar cualquier persona (no es necesario estar trabajando en Malón para sumarse), pero sí hay que anotarse a través de este sitio.

Las clases se dictan en el sexto piso del Edificio Fidtech, ubicado en Independencia 596, de 8 a 9 horas los lunes y miércoles, y de 16,30 a 17,30 horas los martes y viernes.

Valeria dicta sus clases desde hace más de cinco años, y dice, hoy es “su todo”. Por eso, indicó que quiere que todos conozcan sus beneficios para estar mejor, más relajados y “más felices, sobre todo más felices”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: