Casa Tinta está de pie con un “aggiornado” local y un Emanuel Leiva que sigue resguardando lo mejor de la gastronomía regional

(Por Pablo Comoli) Con nuevo local en pleno centro neuquino (modalidad “take away”) busca dar batalla desde uno de los sectores más castigados –comercialmente hablando- por los efectos del coronavirus.

Image description
Image description

En la emblemática Avenida Argentina (altura 393 casi Belgrano) se instaló con este nuevo desafío el chef propietario neuquino, y referente del sello de la gastronomía neuquina. Algunos ya conocieron sus anteriores restaurantes y su bodegón “birrero”, pero ahora esta apuesta es novedosa desde su ubicación y por supuesto desde su propuesta.


La primera reflexión de Leiva tiene que ver con todo lo que nos está pasando, y a título personal comentó que “fue una sorpresa que no esperábamos, como gastronómicos en los primeros días parecía que algo raro iba a pasar, pero avanzada la cuarentena tuvimos que pegar un volantazo para tratar de dar vuelta todo esto”.

Sobre esa profundización, obligatoria por la cuarentena, dijo que “a nivel laboral todo empeoró y ahora abrir un restaurante a un 50 por ciento de ocupación, cuando antes casi pagabas los costos teniéndolo al 60 por ciento, va a ser muy difícil el año, así que por esta razón decidimos crear Casa Tinta en tu Casa”.

Cocinan desde una propuesta “gourmet” accesible, el modelo “take away” sumado a su estilo de cocina, con productos locales y lo más frescos posibles, los hace batallar ante esta dura situación, porque “lo primero que necesitamos es seguir trabajando para mantener las fuentes de trabajo”, menciona.

Casa Tinta sigue como marca porque es nuestro sello, tenemos pensada una reapertura para más adelante, pero hoy no es viable abrir un restaurante”, remarcó. “Para este nuevo concepto tuvimos que adaptarnos a la cocina que ya tenía el local, a sus espacios, pero rápidamente estamos logrando ser operativos”, añadió.

Uno de los puntos centrales de la entrevista gira en torno al funcionamiento actual que han habilitado en la capital neuquina para los espacios gastronómicos, en esto Leiva dice que “para mí el formato de restaurante, y te digo esto desde mi lugar más sincero, es muy difícil de sostenerlo en estos momentos”, afirma.

“Desde el punto de vista de costos, hoy prender las luces es caro, alquilar es caro, la mantelería es cara, y lo único que no es caro es la limpieza, de ahí partió la idea que pensamos con mi mujer y socia Romina para abrir el take away”, agregó.

Las opciones que ofrecen tienen bien cuidado ese estilo de restaurante, con productos nobles, “muy” neuquinos y patagónicos. Hay una extensa carta de vinos y aceites de oliva, y la panificación es artesanal.

Y para recordar sus platos, sabemos que en Casa Tinta siempre se puede disfrutar de los sabores de las gírgolas, frutos rojos, piñones, y los siempre sabrosos chivitos, corderos y truchas.

Reforzando el objetivo de este nuevo local, sugiere que “tenemos que llegarle a todo el mundo, pero a un precio mucho más barato, hoy por ejemplo en un restaurante un plato de conejo tiene que salir $ 1.000, y acá desde la rotisería lo hacemos por $ 490, o un ceviche por $ 300”.


Entusiasmado, con ganas, dando pelea, Leiva en el final asegura que “yo hoy no estoy corriendo como corrí toda mi vida, hoy estoy trabajando en esta modalidad de take away para poder sostener una empresa”.

Y como inspiración, de ese último mensaje agrega que “hay que seguir buscándole la vuelta, fortalecer el equipo y la creatividad, con buen ánimo, siempre va a surgir”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: