Alfonso Prat-Gay resaltó que debe existir amplio consenso para el “Fondo Anticíclico Neuquén” porque marcará la política fiscal durante muchos años

En la Legislatura neuquina se realizó la quinta jornada del ciclo "Debate Abierto: Fondo Anticíclico Neuquén”, con la participación del economista.

Image description

Encabezada por el vicegobernador Marcos Koopmann, agradeció el último  aporte al debate de las políticas económicas anticíclicas “necesarias para tener una mejor previsibilidad, lograr equilibrios y no depender de las bajas y subas del precio del petróleo”.

Koopmann consideró que la futura herramienta permitirá “aprovechar los excedentes de recursos que va a generar Vaca Muerta como reservas para tener un equilibrio fiscal y para transformarlos en un desarrollo distinto a las energías no renovables, pensando en otras industrias para la provincia de Neuquén”.


Al respecto, Prat-Gay hizo hincapié en la importancia de alcanzar un amplio consenso en la Legislatura “porque es algo que va a marcar la política fiscal y de desarrollo de la provincia durante muchos años y varias generaciones”.

Opinó, además, que este fondo permitirá “asegurar la autonomía y estabilidad financiera de la provincia en una economía en la que los ingresos fiscales dependen de los recursos naturales”, e hizo hincapié en que estos recursos “se pueden agotar o perder valoración en un mundo que va mutando a otros tipos de energía o consumos”.

Al hacer un repaso por otros fondos anticíclicos, concluyó que los objetivos que se persiguen son cuatro: asegurar la autonomía y estabilidad financiera; distribuir equitativamente la riqueza natural entre la generación presente y las futuras; proteger el medioambiente; y promover la diversificación de la matriz productiva.

Por otro lado, Prat-Gay señaló como beneficios de las políticas contracíclicas que funcionan como un seguro para situaciones de crisis; que aseguran la credibilidad en las autoridades y las instituciones; y que contribuyen al desarrollo económico y, consecuentemente, al progreso social. “Si logramos eliminar estas fluctuaciones en la producción y el ingreso, establecemos un punto de partida para mejorar el bienestar social, el progreso y el desarrollo económico”, dijo.

El ex ministro de economía de la Nación, consideró que el presupuesto de Neuquén hoy está “muy expuesto a factores que la provincia no maneja” y aludió a que “las regalías dependen del precio internacional del petróleo por lo que tienen una variabilidad muy grande”.

En tal sentido, Prat-Gay agregó que un adicional de incertidumbre es el régimen cambiario y las retenciones que las autoridades de la provincia no manejan. “Hay que incluir en la discusión una dimensión que permita amortiguar la volatilidad del precio sobre el que se calculan las regalías”, concluyó.

Respecto del momento en que se constituiría el fondo, comparó con las experiencias de Chile, Alberta (Canadá) y Noruega, y dijo que “todos fueron decididos pocos años después de una crisis”. También los comparó desde su objetivo, que en Chile fue el de la estabilidad, en Alberta el ahorro y en Noruega la diversificación productiva. “El fondo de Neuquén debe tomar un poco de cada uno con el agregado de que no sea sólo para estabilidad sino como una política de estado que promueva el desarrollo y al que se le sume el cuidado del medioambiente y la educación”, dijo.

Prat-Gay insistió en incorporar la variable “precio” a la discusión porque -consideró- “todo apunta a que la demanda de hidrocarburos vaya cediendo y ese precio estructuralmente irá cayendo a lo largo del tiempo”. “Es muy importante que tomen en cuenta la dimensión del precio del petróleo y del costo de la extracción porque la producción depende de estos dos factores”, dijo al explicar que las regalías pueden caer no sólo por la baja del precio del petróleo sino también por el encarecimiento del costo de extracción.

Al analizar las distintas iniciativas sobre la creación del fondo, Prat-Gay destacó que “la gradualidad es interesante para no desfinanciar el presupuesto de la provincia que hoy depende del 100% de los recursos por regalías”.

Al finalizar su disertación, el economista consideró los desafíos a la hora de la conformación del instrumento y afirmó que los fondos “deben ser administrados por un ente autárquico, cuyas autoridades representen a la mayor cantidad de partidos políticos y que cuenten con capacidades técnicas”.


A partir de la próxima semana, la Comisión “B” debatirá seis propuestas: la del Poder Ejecutivo para crear el Fondo de Desarrollo y Estabilización Neuquino (FODEN); la iniciada por los diputados Fernández Novoa, Gutiérrez, Mansilla, Martínez, Parrilli, Rioseco y Salaburu (FdT) que crea un Fondo Contra Cíclico de los Hidrocarburos Neuquinos (FoCoHiNe).

También la presentada por el diputado César Aníbal Gass (JC) por el cual se crea el Fondo Anticíclico Fiduciario (FAF); la de los diputados Bertoldi, Rosales, Gutiérrez y Peralta (FdT) que crea el Fondo Neuquino de Inversión para el Desarrollo (FONID); la del bloque Siempre que crea el Fondo Anticíclico Neuquino (FAN); y la de los diputados Aquín; Esteves; Montecinos y Quiroga (JC) que crea el Fondo Anticíclico Neuquino (FAN).

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: