El intendente reconoció como comercio histórico a la Farmacia del Pueblo (con 100 años de historia en la ciudad)

No hay un neuquino o neuquina que no haya visitado la emblemática esquina de San Martin e Yrigoyen a lo largo de su vida.

Image description
Image description

Hoy, luego de su gran trayectoria, fue reconocida por la Municipalidad de Neuquén como comercio histórico en un emotivo acto que contó con la participación del intendente Mariano Gaido. Durante la ceremonia el jefe comunal y la familia comerciante descubrieron una placa artesanal en la fachada. Además, Olga Planas, como pionera de la capital neuquina y como representante de la Farmacia del Pueblo recibió la llave de la ciudad en manos de su nieta, Josefina Salvadó.

Gaido en su discurso agradeció a la banda del Ejército que interpretó los himnos Nacional y Provincial tras expresar que “hoy estamos reconociendo 100 años donde han sucedido diferentes situaciones y no llegaron solos sino de la mano del esfuerzo”.

Reconoció a los propietarios del comercio, a los trabajadores y las trabajadoras. “Como intendente de la ciudad de Neuquén tengo el gusto de acompañarlos en estos 100 años que hablan de nuestra historia, del nacimiento de una ciudad que es fruto de ese pulmón económico de los trabajadores y trabajadoras que llevan adelante el crecimiento de esta gran capital”, sostuvo el jefe comunal. Resumió que: “Me contaron que la Farmacia del Pueblo se iba a abrir en Bariloche pero decidieron abrirla en esta capital. Con profundo respeto agradezco y pido un aplauso para la familia que optó en ese tiempo, que seguramente era difícil por las inclemencias del clima, frío, viento y desértico, instalar la farmacia en Neuquén”.

Dijo que “hoy queremos hacer entrega del reconocimiento más importante que tiene la ciudad con un vecino que es entregar la llave que habla del corazón de la ciudad. Una llave que van a tener ustedes para siempre que habla de la fortaleza de los pioneros y de ese paraje anterior a la ciudad de Neuquén, a la vez que habla del futuro de los neuquinos y el corazón de los comerciantes que son el pulmón económico que genera trabajo y oportunidades todos los días”.

Por último, también agradeció a los dueños de la farmacia porque acompañaron y estuvieron siempre presentes durante la pandemia.

“Estoy sumamente orgulloso y feliz de compartir este lugar y este momento con ustedes. Agradezco la presencia del intendente y de todos los funcionarios, como así también de mis queridos amigos y clientes que nos han honrado con su visita, y por su puesto a todo nuestro personal a quienes les estoy eternamente agradecido”, expresó, por su parte, el hijo del fundador y dueño de la farmacia familiar, Gerardo Salvadó.

Contó un poco sobre los orígenes del comercio, relató que todo comenzó “y el mérito se lo lleva mi abuelo Don Javier Salvadó porque él fue quien con coraje y entusiasmado por una carta de su amigo Amaranto Suarez tomó la decisión de venir a Neuquén cuando eran tan solo 1000 habitantes y tenía unas pocas cuadras”.

Luego continuó relatando que fue su padre, el fundador, quien inició con crecimiento de la empresa familiar. “Le dedicó mucha emoción y pasión a su profesión (por su padre)”, sostuvo y expresó “palabras de agradecimiento para toda la familia farmacia del pueblo”.

Más tarde dijo unas palabras su madre, Olga Planas. “Estoy muy emocionada de poder acompañar a mis hijos en esta empresa tan grande que tenemos”, expresó y recordó que sus padres fueron pioneros de Neuquén: “Cuando llegaron no había nada y ahora se formó en una ciudad hermosa”.

Josefina Salvadó es la hija menor de Gerardo (Salvadó) y en su discurso dijo entre lagrimas que “en estos 25 cortos años de vida no puedo estar más orgullosa de ver todo el trabajo de mi padre y de todo su equipo”.

Sofia Salvadó, otra de las hijas de Gerardo, expresó orgullo por su papá: “Fue mucho esfuerzo y dedicación, los cuatro hijos lo vimos trabajar”. También, entre lagrimas, mencionó a su madre “que no está acá pero que claramente acompañó y es parte y se lo bancó a mi papá en muchas situaciones, y aunque no esté acá está presente en todos nosotros”.

Nicolás Salvadó, uno de los hijos, expresó que mientras se desarrollaba el acto pensaba en todos los equipos y todos los colaboradores que ha tenido la farmacia y que han hecho que esta empresa llegue a los 100 años. “La verdad que es un lugar donde todos hemos aportado”, reflexionó y agregó que “estoy súper orgulloso de mi papá, de mi abuela y mi abuelo que no lo conocí porque falleció el mismo año que nací pero todos decían que era una persona de muchísimos valores con mucho espíritu de trabajo, era un emprendedor”.

“La Farmacia del Pueblo creció con Neuquén, y Neuquén creció con la Farmacia del Pueblo”, dijo y agregó que “nos toca a nuestra generación, con mis hermanas, estar a la altura de las circunstancias y cubrir este puesto que nos toca a nosotros dentro de la sociedad como organización y como factor clave en el ejido social para dar a la comunidad lo que necesita y a la vez la sociedad también nos ayuda a seguir creciendo”.

Otra de las hijas del comerciante, Martina Salvadó, agradeció que esté presente el intendente y todo su equipo en el acto y sostuvo que “es super emocionante ser parte de estos 100 años”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: