Ingeniería Terra ya tiene lista su unidad de tratamiento para el agua del Flowback (tecnología necesaria para las petroleras)

(Por Pablo Comoli) La noticia impacta en el ámbito local ya que a partir de ahora esta empresa participará en el proceso clave para el rendimiento del pozo. Capacitó e incorporó nuevo personal y se apresta para “jugar” en un escenario óptimo respecto de estos nuevos servicios.

Image description
Image description
Image description
Image description

Conociendo técnicamente que el proceso del Flowback aplicado a la limpieza post fractura es de real importancia para el rendimiento futuro del pozo estimulado, y que además, teniendo en cuenta los cuidados ambientales que la provincia regula con vigor, situación que para las compañías petroleras no es una cuestión menor, este nuevo servicio irrumpe en el escenario de Vaca Muerta.

Walter Tkaczyk, Gerente de la empresa, comentó a IN Neuquén que “estamos realmente esperanzados con la puesta en marcha de esta unidad ya que nos permitirá ampliar nuestros servicios y así aumentar nuestra asistencia para el sector hidrocarburos”.

La limpieza del fluido de fractura, dicho en otros términos, “el agua que viene luego del fracking”, debe maximizarse para lograr una recuperación efectiva, proceso que en general se realiza luego de una estimulación.

Para la empresa radicada en la ciudad de Cipolletti este nuevo servicio, denominada “Unidad de FPDO/Flowback”, permitirá que los fluidos inyectados fluyan hacia la superficie utilizando un equipamiento de alta presión en boca de pozo.

Tkaczyk indicó que “hemos reubicado una parte de nuestro personal para capacitarlo, además hemos incorporado nuevos profesionales para que esta nueva unidad esté manejada con responsabilidad y una alta capacidad técnica”.

La unidad en cuestión permitirá reusar casi la totalidad del agua de rechazo de fractura (la cual sale a la superficie dentro de los primeros 30 días aproximadamente de efectuada la misma), y se la conoce como agua de flujo de retorno o flowback.

El flowback es tóxico para la vida acuática y otras especies sensibles por lo que no puede ni debe descargarse a un curso de agua sino que, debe tratarse y ser reutilizado, tal como lo indican dos decretos provinciales respecto de la explotación del recurso no convencional.

Una vez concretada la recuperación efectiva y con un porcentaje mínimo de sólidos en suspensión, se logra que el pozo quede en condiciones óptimas de producción.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: