De Marchi, Salcedo y Asociados: el estudio de arquitectura neuquino que llegó a la Bienal de Venecia

(Por Pablo Comoli) Los eligieron para conformar el Pabellón Argentino en Italia, su obra, la del Polideportivo del Barrio Provincias Unidas, figura dentro de las 50 presencias argentinas que se pueden visitar en la Bienal este año. De esa sorpresiva distinción a la actualidad como profesionales de la arquitectura, detalles de una nota con Rodrigo De Marchi.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

“Fue una sorpresa muy agradable, nos llamaron porque vieron la obra en una revista del sector y les gustó, sinceramente cuando nos enteramos no dimensionamos la situación, es que nos encontró en la misma vorágine del trabajo diario, como un día normal”, explica Rodrigo, arquitecto, socio de Federico Salcedo y de su hermano menor, Emiliano De Marchi, todos recibidos en la Universidad Nacional de La Plata.

Su participación internacional en parte se debe –al diseño claro está- pero el armado del Proyecto “Vértigo Horizontal”, fue el que originalmente, a través de la Sociedad Central de Arquitectos, resultó ganador del concurso para exhibir unas 50 obras en el Pabellón Argentino en los Arsenales de Venecia durante la presente edición 2018 de La Bienal de Venecia. Este multitudinario evento todavía está abierto al público ya que finalizará el 25 de noviembre.

El proyecto “Vértigo Horizontal” que fue representado también por la Cancillería Argentina tiene un concepto que “intenta mostrar la vasta extensión de la República con todo su potencial e iniciativas múltiples y diversas, que muchas veces entran en resonancias, se encienden, se apagan, y conforman un tejido muy disperso y muy interesante de poder rescatar”.

Rodrigo cree y destaca que la formación de los tres arquitectos ha generado un sentido primordial a sus proyectos (nacieron como estudio en 2004), “venimos de una formación con profesores destacados, en una facultad que realmente es de las mejores del país”. Hoy trabajan bajo las mismas convicciones arquitectónicas, desarrollando una diversidad de proyectos, desde viviendas unifamiliares, multifamiliares, oficinas comerciales, centros de salud, hoteles, etc.

Respecto de su obra seleccionada, conocida como el Polideportivo del Barrio Provincias Unidas, ubicado sobre calle Islas Malvinas al 1900 de la capital neuquina, fue inicialmente parte de un plan de obras públicas que hace algunos años atrás el ex gobernador Jorge Sapag lanzó para “revalorizar” los espacios de los Centros Vecinales.

“El concepto era reforzar a las instituciones vecinales, darles a través de estas obras un lugar para que puedan desarrollar actividades múltiples, elevando con un diseño nuevo todo lo que implican las actividades de los vecinos”, indica Rodrigo en un alto de su trabajo presencial en los nuevos cines del Shopping Alto Comahue.  

Fue mediante los diseños presentados en un Concurso de Precios que lograron esta aceptación, incluso también desarrollaron cinco proyectos más dentro de ese programa estatal (conocido como “600 Obras”) de los cuales, finalmente tres se construyeron, incluido el “poli”, una reformulada biblioteca en el sector del Barrio Gregorio Álvarez y el nuevo centro vecinal para el Barrio Limay.

“DMS y Asoc” con esta participación, como estudio de arquitectura neuquino que llegó a la Bienal de Venecia, han marcado un punto de inflexión para el sector profesional local. No hay datos aún que mencionen otro logro como el que han obtenido estos jóvenes arquitectos, incluso de toda la Patagonia, lo que aumenta esta destacada participación en un evento de estas características, lo que se conoce como de primer nivel.

“Creo que la elección de nuestro proyecto tiene como destacable que la obra tiene un fin público, gestionada desde el Estado, le da un valor significativo”, menciona De Marchi.

Y agrega que “desde lo urbanístico su posición transversal logró unir las calles que lo rodean, con una escalinata y el propio gimnasio, vinculando dos niveles, liberando también la esquina”, y desde lo constructivo, sigue De Marchi, “tiene un mantenimiento casi cero por el hecho de tener hormigón en gran porcentaje, incluso al utilizar los bloques de ladrillos de ese material en la forma no tradicional, lo hace casi transparente de día y cuando las luces están encendidas, todo eso se refleja hacia afuera, como un icono para el Barrio”.

En el mes de abril contabilizaron cerca de 18 proyectos propios en obra, y más allá de su creciente actualidad, en su trayectoria figuran además de los nuevos cines para el Shopping Alto Comahue, el complejo de departamentos para UPCN, el hotel Herradura Suites, otro hotel en vías de finalización en la localidad de Añelo, el edificio del CEC, entre otros.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: