Arranca o no arranca... el desarrollo de Wintershall en Vaca Muerta (hay críticas por las reglas de juego en torno al gas)

(Por Pablo Comoli) Si bien su director general en Argentina, Gustavo Albretch, anunció esta semana la culminación de la fase piloto de dos bloques no convencionales, fue Mario Mehren, CEO global, quien se mostró preocupado por la implementación del nuevo programa de estímulo a la producción de gas.

Image description
Image description

Albretch manifestó que Wintershall (brazo petrolero del gigante petroquímico alemán BASF) comenzó con la etapa de pruebas que permitirá el desarrollo masivo –en esos bloques- con una inversión de hasta 6.000 millones de dólares, durante los próximos diez años. Allí en Aguada Federal y Bandurria Norte la compañía concretó las etapas piloto de cuatro y tres pozos horizontales, respectivamente.

"En Aguada Federal terminamos un piloto hace poco con producción y en Bandurria Norte lo hicimos en estos días. Al mismo tiempo estamos construyendo las instalaciones de procesamiento de crudo y seguiremos testeando los pozos para definir este año dónde iniciar el desarrollo masivo", detalló a Télam el directivo local.

Tomada esa decisión, la empresa ingresará en la etapa de desarrollo con una fase de producción constante de entre 10 y 20 pozos, lo que demandará para cada bloque una inversión de hasta 3.000 millones de dólares, durante los próximos 8 a 10 años, en que se proyecta sostener una producción de 30.000 barriles diarios.

Por su parte Mehren, en la Conferencia Anual de Wintershall desarrollada en Kassel (Alemania) la semana pasada, contó a medios argentinos (entre ellos Econojournal), que la compañía - cuarto productor de gas de la Argentina- está a favor de las políticas económicas aplicadas por el gobierno que lidera Mauricio Macri, todo esto a modo general.

No así con la implementación del nuevo programa de estímulo a la producción de gas desde Vaca Muerta, porque “no beneficia a las empresas que vienen invirtiendo desde hace años en Neuquén”, y agregó que “lo que no necesitamos es el cambio de las reglas del juego cada tanto”. “Esa norma (resolución 49) nos castigó a nosotros y al resto de las empresas que ya estábamos invirtiendo. Esto no es bueno para crear confianza en las reglas del juego”.

Mehren también dejó en claro que todavía existe un faltante de proveedores que aseguren productividad y baja de costos, “el desafío es masificar la cantidad de compañías”. Incluso advirtió también sobre la falta de infraestructura (transporte) y la necesidad de aplicar totalmente el convenio laboral firmado entre gobiernos (Nación y Neuquén), sindicato y empresas, “que hoy no se está cumpliendo”, mencionó.

“Por eso, este 2018 va a ser un año muy importante para las decisiones que tenemos que tomar en el desarrollo del shale”, enfatizó Mehren con medios argentinos.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: